El Alquimista - Revista Digital
Enlaces ordenados por categorias
Sala de Exposiciones
Decora tu PC con nuestros fondos de escritorio
Campañas Sociales
Teatro de las Ideas
Un recorrido por los rincones magicos de Málaga
Blog de Filosofía
Buscar
Mandanos un correo Enviale la pagina a un amigo
Enlaces Recomendados:
Grupo Ecología Activa  Editorial NA  Instituto de Artes Marciales Filosóficas Bodhidharma 
Indice

Nueva Mistica


Delia S. Guzman

Aún a riesgo de resultar repetitivos, no podemos por menos que destacar una vez más el conjunto de incongruencias que definen nuestro momento histórico actual. Son incongruencias que aumentan la paradoja de una civilización que se pretende en la cúspide de los logros pero que, sin embargo a nivel humano actúa como un niño.

Vemos un poco. Hoy los hombres se complacen ?en un gesto que intenta ser de ?adultos?- negando a Dios, y colocando todas las fuerzas y posibilidades de acción en manos de los mismos hombres.

Pero el hombre-niño que niega la potestad divina, se siente solo y enfermo en el fondo de su alma, ya que advierte sin mucho esfuerzo que sus poderes humanos son pobres, limitados y fallidos, y ni siquiera alcanza a copiar malamente la maravilla de la Naturaleza que responde a ciclos y ritmos perfectamente establecidos.

Entonces, el hombre-niño se vuelve otra vez hacia aquello que le falta: pero ya no se atreve a llamarlo Dios; siente un poco de vergüenza de levantar sus ojos hacia lo alto. Y busca en cambio caminos de mística fácil, de palabras altisonantes, de pocas obligaciones y muchas promesas de paraísos perdidos que hasta ahora tampoco fueron hallados.

El resultado de esta situación anhelante de hombres pequeños, es la proliferación de cientos de sectas pseudomísticas, donde la palabra ?Dios? es nuevamente mal utilizada, esta vez en nombre del mismo Dios... son sectas que dicen buscar el cielo, que se visten de humildad y devoción, pero cargan dosis increíbles de orgullo y vanidad, que se creen los únicos poseedores de la verdad, y que desprecian ?más que intentar ayudar- a los que no pueden comprender sus difíciles definiciones de liberación.

La mística que proponen es de una esterilidad desesperante, ya que a fuerza de meditar sin saber hacerlo, y sin tener ideas nobles en las cuales poder hacerlo, los hombres que necesitaban otra vez de Dios, se encuentran sin llegar a Dios, y habiendo perdido también la mínima capacidad de acción inteligente en el mundo. La pseudomística ha provocado fanáticos de un nombre o de una forma especial de la deidad; ha proclamado la liberación de unos pocos elegidos en nombre de algún extraño profeta, y ha inutilizado a sus sectarios para poder ser verdaderamente libres y efectivos dentro de la sociedad en que les ha tocado vivir.

Proponemos en cambio una MISTICA ACTIVA, un sentimiento religioso que, en lugar de atrincherarnos en excesivas definiciones, nos permita elevar el alma y volver la mirada hacia nosotros mismos y hacia todos los hombres necesitados de ayuda. Proponemos una MISTICA RESUELTA EN ACCION, que convierta en realidades los más nobles impulsos del corazón, y que reanime el perdido concepto de ?religión? como ?re-unión? del hombre consigo mismo, de los hombres entre los hombres, y del hombre con Dios.

Sólo así podremos escapar de las incongruencias que estancan la evolución, desperdiciando energías en caminos equivocados.

Si la materia ha llegado a hartar a la humanidad, y la materia era límite y esclavitud, evitemos la nueva esclavitud y los nuevos límites de la mística sectaria y consumista.

Es hora de reconstruir nuestro mundo. Es hora de volver a las fuentes sagradas de inspiración. Es hora de recuperar a Dios en nuestros corazones y no en las palabras. Es hora de reconocer la Verdad allí donde la Vida la haya impreso. Es hora de recuperar la naturalidad de los niños y asumir el comportamiento de los adultos. Es nuestra hora; acudamos al sonido de la campana del Futuro que ya resuena Hoy.


Imprimir

Información ofrecida por la Asociación Cultural Nueva Acrópolis - Málaga


Nueva Acrópolis Málaga 2017